sábado, 13 de abril de 2013

La delicadeza




Frase:
Cada nota era el eco de un recuerdo, una anécdota, de una sonrisa. Se dio cuenta entonces de que sería horrible. En siete años de vida en común, Francois había tenido tiempo de desperdigarse por todas partes, de dejar huella en cada bocanada de aire.

Sinopsis:
Nathalie es una mujer afortunada. Felizmente casada con François, pasa los días rodeada de risas y libros. Un día la pena llama a su puerta: François muere inesperadamente. Nathalie languidece entonces entre las paredes de su casa y se vuelca en la oficina. Pero justo cuando ha dejado de creer en la magia de la vida, ésta vuelve a sorprenderla y revelarse en su forma más maravillosa.

Aventuraré una teoría: Sólo un hombre podría escribir una historia donde la mujer más guapa se enamora del hombre más insignificante: soso, feo, llorón y apocado.
(Así como sólo las mujeres pueden escribir historias con príncipes azules maravillosos: millonarios, sexys, caballerosos, valientes y fieles).

El punto fuerte de La Delicadeza (de David Foenkinos) es su narrativa, un estilo precisamente así: delicado, bonito, ligero, y en algunas partes hasta poético.
Pero a mi gusto no es una novela atrapante, ni cautivadora, y mucho menos arrebatadora. El romance entre Nathalie y Markus simplemente no me suena creíble, ni me emociona.
Por otro lado el personaje de Nathalie lo siento un poco distante, frío, encuentro difícil conectar con él. Tal vez contribuye el hecho de que el autor la plasma solitaria, no sé si intencionalmente, ya que no hace mención a eso, pero no aparecen por ejemplo, una o varias amigas cercanas que le sirven de apoyo y soporte. Sólo se habla en general de amigos y familia que la quieren consolar. ¿En qué cabeza cabe una historia de una mujer viviendo un drama personal de esa magnitud, sin amigas? Se supone que era una persona normal, sociable, con un trabajo y una vida plena. ¿Qué mujer así no tiene amigas?
O tal vez las tiene y el autor no las menciona nunca para concentrarse en otros aspectos de la trama, pero me parece que le resta credibilidad a la historia y bloquea la empatía que podría sentir uno con los personajes.

Alguna vez leí que si un autor tiene que aclarar que el comentario del personaje fue gracioso, sorpresivo o persuasivo, es que está mal logrado. Este es el caso. Markus dice algo poco gracioso, Nathalie lo encuentra fascinante, y uno sólo se pregunta ¿en serio?

Creo que la habilidad que tiene David Foenkinos para la narrativa, le falta para la construcción de diálogos, que se quedan muy cortos en cuanto a lo que pretenden trasmitir.

Sin embargo, como es lógico, para todo hay gustos, y esta obra ha ganado varios premios e incluso ya se llevó al cine, -con un resultado bastante mediocre, a decir de muchos críticos que la encontraron lenta y aburrida, excepto por una secuencia en el final del filme-. Yo por mi parte la veré solamente porque el papel de Francois lo interpeta Pio Marmaï, un sexy actor francés que ya he visto en otras películas como Un heureux événement (un evento inesperado) y Le premier jour du reste de ta vie (el primer día del resto de tu vida). 

En conclusión, es una historia entretenida y ligera para pasar el rato, que, al menos en mi caso,  no dejará huella ni pasará a la lista de mis libros favoritos.

Arrivederci

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...